Poema de Alberto Guerra

MADRID-MUJER

“Me recuerdas a Madrid” te dije,
mientras pintaba tus labios firmes
con el color de mis zapatos. Siempre
me salpicas con tus besos, siempre,
como si fueras una fuente triste
llorando triunfos que a veces no ganas.
Me escondía en la boca de tu puerta
como un turista más, sacando fotos,
corría por el suelo de tu lengua
y, bajo el cielo azul, te atravesaba.
Me gustaba perderme por tu cuerpo,
recorrer la Gran Vía de tu espalda,
detenerme en las plazas de tu pecho,
lamer los adoquines de Mayor,
iluminarte de saliva en Sol
y bajarte el Arenal de tu falda.
Llegados a este punto te confieso:
el jardín de terciopelo que cubre
tu pubis me encanta, y la catedral
de tu trasero nunca guarda intactas
las ganas de atardecerte jugando
a ser turistas nuevos. Me sorprende
la tibieza del palacio que guardas
con recelo en tu entrepierna, el museo
de las grandes esperanzas que espero
gobernar, cualquier día, si me dejas.

© Alberto Guerra, Madrid en trazo y verso, 2017